Search
Close this search box.

Combat Design: el diseño del combate

Los diseñadores de combate son los maestros del enfrentamiento, los encargados de que cada golpe, patada o disparo se sienta realista y equilibrado. Su objetivo es que la experiencia de combate sea emocionante y vuele pelucas.

En el oficio del Game Design, el diseño de combate, o Combat Design, es una de las piedras angulares de muchos videojuegos. Ya sea que estemos blandiendo una espada en un juego de rol medieval o luchando contra naves espaciales, la forma en que interactuamos en los enfrentamientos es esencial para la experiencia de juego.

Pero, ¿qué implica exactamente el diseño de combate y por qué es importante? Este tipo de diseño va más allá de simples golpes y movimientos. Es un arte que combina mecánicas, estrategia y narrativa para crear enfrentamientos de primer nivel.

El Combat Design define cómo los jugadores interactúan con los enemigos en el juego. Esto abarca no solo las mecánicas de combate, sino también cómo estas se integran con otros elementos del juego, como la historia, los personajes, la jugabilidad general y la experiencia del jugador.


Elementos del Combat Design

Vamos a identificar algunas partes del mecanismo de combate de un videojuego (también aplicable a un juego de mesa). Esos elementos son las mecánicas de combate, el balanceo y dificultad, el sistema de recompensas y progresión, las dinámicas de los enemigos, la interactividad del entorno, la posible integración con la narrativa, la retroalimentación y efectos, las habilidades y armas, y la accesibilidad. Veamos uno por uno.

🗡

1. Mecánicas de combate

Definen cómo los jugadores luchan e interactúan con los enemigos (lo que solemos llamar encuentros). Elementos como el tiempo de respuesta, el impacto visual y sonoro de los golpes y la fluidez de los movimientos son cruciales. Las mecánicas deben ser fáciles de aprender pero difíciles de dominar, permitiendo a los jugadores principiantes disfrutar del combate mientras ofrecen capas de complejidad para los más experimentados. Esto incluye movimientos básicos, como golpear o bloquear, y habilidades más avanzadas o poderes especiales.

Recomendamos echarle un ojo al libro The Art of Game Design: A Book of Lenses de Jesse Schell, donde se proporcionan principios fundamentales de diseño y, por supuesto, nuestro propio libro, Estructura lúdica. 😀

🗡

2. Balanceo y dificultad

Es fundamental que el combate no sea ni demasiado fácil ni demasiado difícil. Un buen diseño de combate equilibra la dificultad para ofrecer un desafío adecuado, dependiendo del nivel de habilidad del jugador y del punto en el que se encuentra en el juego. Más se avanza en el juego, más complejo se torna el combate (y demás elementos, como los puzzles), pero siempre cuidando que sea un aumento de dificultad progresivo, nunca brusco. 

Por otra parte, el combate debe tener mecánicas que permitan diferentes estilos de juego. Esto puede implicar ajustar la IA y el daño (puntos de impacto o hit points). La inteligencia de los enemigos debe proporcionar un desafío adecuado, adaptándose al nivel de habilidad y progreso del jugador. Hay que asegurarse de que ni este ni los enemigos sean demasiado poderosos, balanceando las armas, habilidades y recompensas.

Lecturas recomendables: Rules of Play: Game Design Fundamentals de Eric Zimmerman y Challenges for Game Designers de Brenda Brathwaite y Ian Schreiber.

🗡

3. Recompensas y progresión

Ganar un combate suele conllevar recompensas, ya sean puntos de experiencia, ítems o avance en la historia. El diseño de combate determina cómo estas recompensas se distribuyen y cómo afectan la progresión del jugador.

🗡

4. Dinámicas de enemigos

No todos los enemigos deben ser iguales. Un buen diseño de combate introduce variedad en los oponentes, cada uno con sus propias tácticas, fortalezas y debilidades. Hay que crear enemigos y jefes con patrones únicos y desafiantes. La variedad en los tipos de enemigos y jefes es esencial para mantener el combate interesante.

Diferentes tipos de enemigos deberían tener diferencias en sus patrones de ataque, defensa y comportamiento, requiriendo distintas estrategias y tácticas, lo que evita que el combate se vuelva monótono. Por otro lado, los jefes suelen ser puntos culminantes en el juego y deben presentar desafíos únicos y memorables, a menudo poniendo a prueba todas las habilidades aprendidas por el jugador hasta ese punto.

Lecturas recomendables: Game Architecture and Design de Andrew Rollings.

🗡

5. Interactividad del entorno

En muchos juegos, el entorno puede ser utilizado a favor o en contra del jugador. Desde esconderse detrás de obstáculos hasta usar objetos presentes en el escenario como arma, estas mecánicas añaden profundidad al combate.

🗡

6. Integración con la narrativa

Las peleas no tienen que ser solo un relleno del juego. Deben sentirse integradas en la historia, es ideal que cada enfrentamiento tenga un propósito y genere consecuencias en el contexto narrativo (los combates pueden ser usados para avanzar en la historia o desarrollar personajes, revelando nuevas facetas de estos o avanzando en su desarrollo).

Lecturas recomendables: Interactive Storytelling for Video Games: A Player-Centered Approach to Creating Memorable Characters and Stories de Josiah Lebowitz y Chris Klug.

🗡

7. Retroalimentación y efectos

Cada acción en el combate debe tener una respuesta sensorial clara, como el sonido de un golpe o una animación fluida. Elementos como indicadores visuales (tipo barras de salud), efectos de daño y señales visuales para ataques especiales son importantes para la comprensión y el disfrute del combate.

Lecturas recomendables: Game Feel: A Game Designer’s Guide to Virtual Sensation de Steve Swink.

🗡

8. Habilidades y armas

El diseño de combate incluye el desarrollo de un arsenal variado de habilidades y armas que ofrezca diversas tácticas y estilos de juego; de esta manera, cada quien desarrolla su estilo de juego. Cada arma o habilidad debe tener sus fortalezas y debilidades, haciendo que la elección del jugador sea significativa.

🗡

9. Accesibilidad

Un buen diseño de combate crea enfrentamientos accesibles para jugadores de todos los niveles de habilidad y capacidades físicas. Es necesario ofrecer distintos niveles de dificultad para acomodar una gama más amplia de habilidades y preferencias de los jugadores. Deber ser un diseño inclusivo, considerando aspectos como controles personalizables y asistencia en el combate para jugadores con limitaciones físicas o sensoriales.

Lecturas recomendables: Inclusive Game Design de Amanda C. Cote.

🗡

Todos molilán

El diseño de combate es esencial porque afecta directamente la satisfacción del jugador. ¡Queremos que se sienta satisfecho para que nos recomiende y después compre una secuela! Un combate mal diseñado puede hacer que un juego se sienta tedioso o frustrante. En cambio, un combate bien ejecutado puede ser emocionante, e incentivará a los jugadores a mejorar sus habilidades. 

Tipos de Game Design

Comentarios

¿Algo para aportar o compartir? Te leemos en nuestro grupo de Telegram.

COMPARTIR

Game Design LA talleres

Sumate a los talleres online de la escuelita

Hacemos prácticas de creación de universos narrativos, personajes, historias y estructuras lúdicas.

Nuestros libros de diseño

DISEÑO DE JUEGOS EN AMÉRICA LATINA

Te enseñamos a pensar y trabajar

Colección completa

Diseño de juegos de video y mesa

Transmedia Storytelling

Historia del juego

Narrativa interactiva

Game Level Design (PREVENTA)

Más entradas de blog

Interaction Design La Conexión Íntima entre Jugador y Juego
Blog

Interaction Design: la conexión íntima entre jugador y juego

A diferencia de otras áreas del diseño de juegos, el diseño de interacción, o Interaction Design, se centra en cómo los jugadores interactúan con el juego y cómo éste responde a esas interacciones. Es el puente entre el jugador y el mundo virtual. Su meta es crear una experiencia sin fricciones, y garantizar que cada acción y decisión tenga un propósito y una respuesta dentro del juego.

LEER MÁS »