ficción lúdica

08

1100 a.C.

Cinópolis, Egipto

El chacal

Cuando el chacal mecánico mueve sus mandíbulas y habla, los familiares del difunto abren la boca embobados de asombro, pero sus ojos están bañados de miedo. Tiene voz de ultratumba, porque el chacal reina sobre las tinieblas. Su color es negro como la muerte y la tierra fértil del Nilo porque la muerte trae vida.

Los hijos están despidiendo a su amoroso padre y la esposa a su compañero. Saben que en vida fue bueno y que su alma pasará el juicio sin dificultades.

El dios canino termina de recitar sus graves sortilegios en la sala penumbrosa. La ceremonia concluye. Sin embargo, todos permanecen inmóviles. Los ojos siguen desbocados, fijos en la cabeza parlante.

 


Marvin Clock

[06:08:11]   7, 8

COMPARTIR

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook